Beneficio Seco

En este proceso retiramos la cáscara o pajilla del café superior con el uso de una retrilla o morteadora. En esta etapa también se separa el café por sus formas o tamaños resultando planchuelas grandes y medianas, caracolillo, elefantes, triángulos y granos quebrados. Posteriormente pasa el café a dos catadores y dos dosimétricas, máquinas que apartan por densidad los cafés menos pesados enviándolos a segundas.

Como última operación en la finca envasamos el café en sacos de yute, henequén o polipropileno dependiendo de las indicaciones de los clientes.