Cosecha y Beneficio Húmedo

La cosecha es la primera parte del Beneficiado Húmedo, en donde sólo se recolectan granos maduros. Los frutos bayos, semimaduros, secos, enfermos, etcétera se separan para no afectar la calidad de nuestro café.

En la finca tenemos tres recibidores en donde diariamente medimos el café maduro en unas cajas de metal con capacidad de 200 litros (en la finca se recibe por volumen y no por peso). Después se lleva en vehículos el café a las instalaciones del Beneficio Húmedo en donde se clasifica el café en un sifón de paso continuo para separar los flotes que son frutos de menor peso además de piedras y hojas.

Para eliminar la pulpa tenemos una batería de despulpadoras cónicas verticales que no utilizan agua en el proceso, seguidamente se tiene una criba rotativa que trabaja en seco y que rechaza cualquier pulpa o grano sin despulpar.

Para remover el mucilago utilizamos el método de fermentación en tanques y tolvas de fermento por alrededor de 36 horas. El lavado es con  un equipo mecánico diseñado para lavar café fermentado con bajos consumos de agua y energía.