Manejo de Tejido Productivo

Es la práctica agronómica llevada en Nuevo México, que con el uso de podas se mantiene una cantidad adecuada de tejido productivo para tener cosechas óptimas, aprovechando las características de crecimiento que presenta la planta de café. Debido a que la producción de café en una planta se tiene sólo en tejido nuevo, los nudos de las ramas que produjeron durante una cosecha, no volverán a producir en los años siguientes. Es por esto que sólo se lograrán obtener buenas producciones cuando a través de los distintos tipos de podas, se estimule la formación de nuevas ramas productivas. Se hacen en la finca diversos tipos de podas como: despunte herbáceo, descope, rock & roll, recepa y esqueleteado.