Secado

Es el procedimiento de bajar la humedad de un 55% con la que sale el café después del beneficio húmedo a un 12% necesario para su almacenamiento. En la finca contamos con un sistema mixto: los primeros tres días secamos en patios y terminamos la operación en nuestras secadoras guardiolas.